Estar siendo
8 abril 2020

Adentro – Afuera, Mundo Interno – Mundo Externo

Adentro Afuera

Mundo interno mundo externo

adentro afuera

La realidad no es tal cual es, sino tal cual la vemos. Existe una frase “Lo que es adentro es afuera” que representa claramente que vemos y percibimos de acuerdo a lo que somos, a nuestros propios lentes. Otras personas en iguales circunstancias, perciben, piensan y sienten de manera distinta. Está claro que cada uno mira la realidad de acuerdo a su historia de aprendizajes, motivaciones, estado anímico y personalidad en general. Incluso, pasado un tiempo, cuando recordamos la situación la pensamos y nos emocionamos de otra forma. Un ejemplo muy claro es cuando leemos un libro, y al cabo de un tiempo al releerlo encontramos otra significancia. Fijensé que descubrimos sentidos distintos que incluso la primera vez ni se nos habían cruzado por la cabeza.

¿Ser o estar siendo?

ser

sólo ser

Esto nos muestra que con cada situación que nos conectamos nosotros influimos sobre ella y ella sobre nosotros. Es decir que nunca somos los mismos al encarar situaciones similares, y por lo tanto percibimos, pensamos y nos emocionamos de una manera diferente a la inicial. Por ello vemos en el afuera lo que nos pasa en el adentro, las mujeres ven de forma más habitual mujeres embarazadas cuando están embarazadas o desean estarlo. Una persona interesada en las plantas va a prestar más atención a esta parte de la realidad que a otra. Una persona que le tiene miedo a los perros va a estar atenta a ellos que a otras cosas que suceden. Lo que es adentro es afuera, muestra que vemos lo que somos, si vemos maldad afuera, quizás es porque nos asusta o no queremos conectarnos con nuestra maldad y la depositamos en otros. Por otro lado si logramos darnos cuenta que adentro afuera es parte de un todo, podemos comprender que el afuera nos influye y nosotros con cada acción influimos en el mundo. Pensemos algo muy simple, si matamos una mosca, ese simple acto, generó una modificación en el entorno. Si esto lo realizamos a gran escala, provocamos la desaparición de especies. Cómo la frase del filósofo griego Heráclito de Efesio «Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña». Esto muestra la responsabilidad por cada acto que realizamos, desde arrojar basura, desde cada palabra que enunciamos, cada acción que generamos, provoca cambios en el otro como en nosotros mismos. Asimismo, esto nos demuestra que nunca somos los mismos, y por lo tanto decir YO SOY es un gran error, sino que en cada momento en que nos conectamos con lo que sucede nosotros ESTAMOS SIENDO. Decir Yo Soy es estatizar nuestro dinamismo y cristalizar nuestra indentidad, sin registrar que en otros momentos nos comportamos de manera distinta.

¿Vivir en el futuro o en el presente?

Estar PresenteLos eventos futuros son incontrolables, yo sólo puedo imaginar o suponer lo que puede llegar a pasar, pero no voy a saber nunca a ciencia cierta si esto va a ser realmente así. De lo único que puedo estar seguro es de mis recursos personales, internos, lo otro que imagino de las situaciones son sólo hipótesis que me hago. Creer que voy a ser siempre el mismo ante lo que suceda, es creer que siempre puedo resolver las situaciones con un martillo, descartando el resto de mis herramientas. Por ello se habla de arrojarse a la experiencia, a lo que viene, que es ser más realista que aquellos que creen que pueden controlar los eventos futuros. Estos últimos sólo viven en una realidad paralela e ilusoria, y pasa a ser más realidad para ellos lo que imaginan que lo que realmente está pasando. ¿Esto quiere decir que no tengo que pensar nunca en lo que puede suceder ni preparame ante ello? No, al contrario, es entender que nuestros pensamientos, nuestra mente, están a nuestro servicio y no nosotros al servicio de ella. En otras palabras, una cosa es hacerme una hipótesis de lo que puede acontecer y otra muy distinta es creer que eso que imagino es más real que la realidad. Me doy cuenta que esto último me está pasando cuando me emociono por ello. Esto es característico de los trastornos de ansiedad, en donde la persona supone que algo le puede pasar y ya lo comienza a vivir como si realmente le estuviera sucediendo, presentando síntomas físicos y emocionales al respecto. Cuando a esa persona le preguntamos que si eso que se imagina está sucediendo en este mismo momento, lo que hacemos es que se conecte con la realidad aquí y ahora. Arma un tremendismo desafortunado de situaciones futuras, cuando en realidad en este preciso momento y lugar no pasa nada de lo que imagina.

Conectados con lo que está presente

Estar siendoComo verán, adentro afuera es un continuo que se influye mutuamente, siendo el punto relevante la posibilidad de estar en contacto con lo que acontece ahora y en este lugar, como solemos decir los existencialistas, “La situación manda”. De acuerdo a lo que pasa, o a lo que me está pasando en este presente, veo qué emoción me despierta, qué registro en mi cuerpo a través de los sentidos. Estoy en contacto con la vida misma sin interrumpir la emoción que surja, sólo vivirla plena y libremente.   “Estoy siendo, aquí y ahora, ante esta situación particular que me sucede, con este emocionarme. Agotada la emoción y/o situación, suelto para conectarme con el próxima acontecimiento que me toque en la vida. Me arrojo a lo que viene, confiando en mis recursos personales e internos para vivenciarlo”. Mg. Lic. Mauricio Vezzoni Psicólogo

PUBLICACIONES RELACIONADAS